HISTORIA DE LAS ASAMBLEAS DE DIOS DE VENEZUELA



Damos gracias al Señor por el Rvdo. Eliodoro Mora; Sptte. de las Asambleas de Dios de Venezuela. El Rvdo. Mora es escritor de un hermoso libro titulado “Cosecha Dorada”. En él expone los inicios del evangelio pentecostal en Venezuela.
Primeros Misioneros en Venezuela.

Gerardo y Carrie Bailly.

Cuando nuestro país se encontraba en el periodo Liberal amarillo, llega a Venezuela una pareja misionera proveniente de los Estados Unidos llamada Gerardo y Carrie Bailly, quienes arribaron a la capital venezolana en el mes de febrero de 1897, para dar inicio a un verdadero período de liberación de la esclavitud del pecado.

Durante algunos años este varón de Dios, se ocupo de extender el evangelio de Cristo a muchos lugares, pese a la dificultad de la situación socio política del país, aunada a la limitación en los medios de transporte, que para entonces se conocían, haciendo la actividad evangelistica y de colportaje, es decir, traslado de Biblia de un lugar a otro, mientras su esposa se ocupaba en el desarrollo de la iglesia.

Esta fue la estrategia utilizada por el Señor con estos misioneros, para que su palabra comenzara a sembrarse en corazones necesitados, a lo que podemos denominar como preparación del terreno, para que el Espíritu Santo agregara los que habían de ser salvos y derramar su virtud en aquellos que anhelaban su promesa.

Comienzo de un Avivamiento.

En el año 1901, en Topeka, Kansas, en el Instituto Bíblico dirigido por el Rev. Charles Parham, una alumna fue bautizada con el Espíritu Santo, hablando en otras lenguas. Charles había asignado a sus alumnos estudiar el mover del Espíritu Santo en el libro de los Hechos, cuando esto sucede. Comenzó un mover del Espíritu que pasó luego a Los Ángeles, California.

Era la víspera de la primera confrontación que involucraría a un número representativo de naciones. Estaba a punto de acontecer lo que en la historia se iba a recordar años más tarde, como la Primera Guerra Mundial. Mas sin embargo este hecho estaba en la presencia de Dios, por lo que el Espíritu Santo comienza a inquietar a una nación que había experimentado un gran avivamiento durante la primera década, del año 1900, derramando así un sentir misionero, a fin de llevar el evangelio a otras naciones, produciéndose desde entonces una movilización de hombres y mujeres desde ese país para toda Latinoamérica y donde Venezuela se vería involucrada, escogiendo a esos siervos y siervas que venían a presentar un mensaje fresco y ungido, para hacer frente a una religión hueca y vacía que había llegado con los colonizadores.

Misioneros que comienzan en el Siglo XX a traer el mensaje.

GOTTFRIED BENDER.

Por voluntad del Espíritu Santo, este varón pisó tierras venezolanas el 16 de Enero de 1914. Nativo de Alemania, desde niño fue llevado a los Estados Unidos de donde vendría ya convertido y capacitado ministerialmente con el divino propósito de cumplir el mandato del señor, presentado a través de Marcos 16:15.

Venezuela había sido liberada del yugo español, pero no así del sistema religioso que seguía imperando en el país. Esto fue motivo de oposición para los hermanos, tanto que, en algunos casos, se les impedía la compra de alimentos.

Un año más tarde el hermano Bender se puso delicado de salud, donde Dios le sanó y le dio como esposa a la hermana Cristina, estos una vez efectuado el matrimonio regresaron a la capital venezolana a principios del año 1919, dieron inicio a una labor misionera que perduró por 28 años.

Esta pareja fijó como residencia Barquisimeto en Octubre de 1919. Compraron un terreno en esa ciudad. En ese lugar el Señor Bender levantó la primera iglesia pentecostal de nuestro país, y le puso por nombre: Iglesia Bethel, según documento que reposa en la oficina de nuestro concilio.

El reverendo Bender en 1924, fundó un colegio para los hijos de los creyentes, ya que éstos no eran admitidos en las escuelas públicas. Las instalaciones de este colegio fueron utilizadas para impartir clases a los hermanos laicos de la iglesia.

Este hermano llegó a ser muy respetado por las demás organizaciones, quienes buscaban sus servicios de predicación y asesoría.

Visitó muchos lugares, llevando el evangelio a San Felipe, Lara, Zulia y parte de Falcón. Además pudo ver como muchos de sus hijos espirituales llegaban a ser misioneros de la obra nacional.

El Rev. Bender, pudo disfrutar del maravilloso trabajo que hizo su Señor, cuando en el mes de Agosto del año 1947, se fundaba el Concilio General de las Asambleas de Dios de Venezuela.

Este varón regresó a su país, después de haber dado toda su vida para la obra misionera en Venezuela. Este inspirador héroe de la fe, partió con el Señor el 21 de Octubre de 1961 a la edad de 83 años.

ADAH WINGER

El país se encontraba bajo el régimen dictatorial de Juan Vicente Gómez. Como contraste a esta situación, llega proveniente de los Estados Unidos, quien estaba afiliada a la naciente denominación, la hermana Adah Winger. Sirvió en varias tareas de la obra en Venezuela, se casó con el misionero Eduardo Wegner en 1932, fue directora de la institución fundada por el hermano Bender en Barquisimeto, luego viaja a Colombia y logra fundar una obra en Sogamoso involucrándose en la creación del Instituto Bíblico de esa ciudad.

ELSA FEARY Y ADOLFO BLATTNER

Llegó proveniente de los Estados Unidos al país en el año 1919, siendo una Señorita, para trabajar como misionera al lado de una familia que se encontraba en Caracas, luego se traslado a Barquisimeto donde se casó con Adolfo Blattner en 1925 en la Iglesia Bethel.

Esta pareja se dedicó por algún tiempo al evangelio personal hasta el momento que Dios le permitió fundar una hermosa iglesia a la cual le pusieron por nombre Sión y edificar un bonito templo en la ciudad de Coro.

Doña Elsa y su esposo fueron testigos presénciales de la creación de la organización, suceso que acontecía después de 23 años de servirles al Señor.

HILDA MEYRICK

Llegó a Venezuela en el año 1928, cuando todavía el país estaba bajo el férreo dominio dictatorial gomecista, trabajando en Barquisimeto al lado del misionero Bender. Fue de gran ayuda para el colegio que fundó este hermano, trabajando como docente al lado de los primeros directores: Minna Hall y la misionera Adah Winger. Juntamente con la misionera venezolana Juana Andrade, fundan la iglesia Sión, en Barquisimeto, en el año 40. Sus últimos anos como misionera los trabajó en el I.B.C. como profesora. Fue la misionera que duró más tiempo en nuestro país: 53 años.

THEODORO BUENO Y FAMILIA

Theodoro y Kathyn de Bueno son los fundadores de la obra de Carora. Vinieron al país a principios de octubre de 1929 y se residenciaron en esa ciudad del Es¬tado Lara.

Salieron del país en el año 37 para los Estados Unidos, desde donde partieron con el Señor.

EDMUNDO JORDAN Y FAMILIA.

Vivía Venezuela el despertar de un período de transición de una dictadura a una democracia, de Gómez a López Contreras cuando llegan al país: Edmundo Jordán y su familia, en el año 1936. Se residenciaron en Carora, donde el hermano llegó a ser pastor de la iglesia de esa ciudad. Posteriormente viaja al Estado Zulia, para estar al frente de la iglesia La Cruz de Maracaibo. En Carora se recuerda por la academia de secretariado que fundó Para ayudar a la juventud caroreña. En ese lugar, llegó a estudiar el cura del pueblo y aún hoy viven personas que estudiaron en esa institu¬ción.

Regresó a los Estados Unidos a finales del año 48, después de 12 años sirviéndole al Señor en nuestro país. Muere en su país natal, activo como pastor de la Iglesia “La Cumbre” en el año de 1975 y su esposa muere en el año 1996, hablando en lenguas y a la lectura de un Salmo por su primera hija nacida en Venezuela de nombre Hedí.

INGVE OLLSON Y FAMILIA

La familia misionera Ollson, llegó al país en el año 1940. Su lugar de residencia fue establecido en la ciudad de Barquisimeto, donde comenzaron a trabajar al lado del misionero Bender y la Srta. Hilda Meyrick.

Al transcurrir el tiempo, los esposos Ollson, se trasladaron a la ciudad de Caracas para trabajar con un grupo de hermanos que le habían invitado. De allí nace la iglesia Templo Evangélico Pentecostal. Alquilaron una casa en Agua Salud, en la Av. Sucre, donde nació uno de sus hijos. Cabe destacar que el Rev. Ollson fue el primer superintendente del Concilio. Fue otro de los tantos varones de Dios que estuvieron presentes en la reunión de agosto de 1947, donde se fundó el Concilio General de las Asambleas de Dios. Murió en los Estados Unidos de América, pero sus restos fueron trasladados a Venezuela, a la ciudad de Caracas, para ser sepultados, ya que este fue su deseo.

CLARENCE OLLSON

Llegó al país, junto a su familia, en el año 1946, a la ciudad de Barquisimeto, convirtiéndose en colaboradores del I.B.C. Luego se trasladan a Valencia, donde fundaron una hermosa iglesia con su templo que lleva por nombre Dios es Amor, pionera en fundación de campos y nuevos ministros, la cual actualmente es pastoreada por el Rev. Eladio León.

El hermano Ollson, fue el primer ministro que llegó a ser presbítero de la zona del Centro, en el año 50. Se trasladaron a Argentina en el año 1960, donde continuaron la obra misionera.

LOWELL DAWDY.

Los esposos Dawdy llegaron a Venezuela como misioneros en el año 1944. Hicieron un bello trabajo en el Templo Evangélico Pentecostal durante 6 meses, en substitución del Rev. Ingve Ollson a principios del año 48. A finales de ese año, se traslada junto a su familia a Barquisimeto, para encargarse de la dirección del I.B.C. y como había conflictos en la Iglesia Bethel, nuestro hermano Dawdy se encargó de la misma, hasta que en el año 50 entrega la obra al hermano Roberto González y la dirección del instituto al hermano Eberts Sims.

La familia Dawdy salió del país a finales del año 50, para irse a trabajar en las misiones de Chile.

HOWARD COFFEY

Este siervo del Señor llegó a Venezuela, el 22 de Enero de 1947, procedente de Colombia, donde trabajaba como misionero, para plantearles a los misioneros que estaban en Barquisimeto, la idea de un instituto en ese lugar. Después de obtener el visto bueno de los hermanos misioneros, el hermano Coffey procedió a la realización del proyecto, el cual vino a consolidarse, abriendo sus puertas a 16 estudiantes el 3 de Enero de 1948.

El tiempo que estuvo este hermano en nuestro país fue de aproximadamente año y medio, pero en ese breve tiempo logró dejarnos lo que podemos considerar nuestra máxima casa de estudios teológicos. Fue su primer director, durante seis meses. En su estadía en Venezuela, contrae matrimonio con la Srta. Ruth, hija de los esposos Feurestein, misioneros que trabajaban en el Tocuyo, Estado Lara.

TRABAJO DE MISIONEROS NORTEAMERICANOS A PARTIR DE 1947

Otros hermanos misioneros que llegaron a Venezuela después de la fundación de nuestro Concilio y que también fueron baluartes Para el crecimiento de la obra nacional. Entre ellos tenemos a:

- William Stepp y familia

- Eberts y Norma de Sims.

- Vernon y Paulina de Ruth.

- Adela de Flower.

- Rafael y Jora de Williams, entre otros.

TRABAJOS DE MISIONEROS VENEZOLANOS DE 1914 HASTA 1947.

- Sacramento Cobos.

- Exeario Sosa

- José Castillo Mora.

- Martín Chirinos.

- Roberto González

- Lucido Rivero.

- Pedro de Amaro.

Juan Bautista Alfaro.

Este siervo del Señor fue un excelente pastor, junto con su distinguida esposa Rosa de Alfaro. De ese matrimonio no quedaron hijos físicos, pero sí muchos hijos espirituales, entre ellos el actual superintendente, el Rev. Eliodoro Mora. Así mismo, en esta larga lista de siervos de Dios figura Luis Sáez, Eliodoro Mora y Ramón Bejarano.

Eliodoro Mora.

Nació en el Estado Táchira el 01-12-31, contrajo matrimonio el 25 de Julio de 1955 con la Señora Flor María Alvarado. Se entregó al Señor el 17 de Noviembre de 1952. Para este mismo año la directiva de la Iglesia Templo Evangélico Pentecostal; le invitó para saber si quería ir al I.B.C. Contaba con 21 años de edad. Aquella noticia llenó su joven corazón y el 14 de Septiembre de 1953 estaba ingresando a aquella hermosa casa de estudios, donde se preparó para servirle al Señor.

El 17 de Mayo de 1958 quedó electo como Pastor del Templo Evangélico Pentecostal.

El hermano Eliodoro Mora ha realizado numerosas obras que han beneficiado a la iglesia venezolana y a la sociedad.

RAMÓN BEJARANO

Nació en Ciudad Bolívar, el 25 de Octubre de 1944. Su padre era oriundo de la Isla de Margarita y su madre de Uracoa, Estado Monagas.

Una vez egresado del I.B.C. con apoyo de los pastores: Eliodoro Mora, Wilfredo Morris, Abraham Hance y Luis Sáez, fundó una obra en La Pastora, Caracas, en un local que pagaban los mencionados hermanos, poniéndole por nombre El Buen Pastor.

El 1º. de Julio de 1967 contrae matrimonio con la joven Beatriz Elena Vielma, la cual fue oficiada por el Rev. Eliodoro Mora, pues ella era miembro de la iglesia que pastoreaba el hermano, es decir, el Templo Evangélico Pentecostal de Catia.

Luego se trasladan al Estado Guárico, San Juan de los Morros, a pastorear la Iglesia Ebenezer. De San Juan, pasan a Caracas nuevamente a pastorear el Centro Evangelístico de la Redoma de Petare y al resultar electo Presbítero del Distrito a tiempo completo viajan a Maracay en Diciembre de 1970. En Caracas pastorea la Iglesia Hermón en el Valle, durante nueve años, donde resulta electo por primera vez Superintendente General, labor que realiza durante quince años.

Ocupó los cargos de: Sec Tesorero de CELAD por seis años; Presidente de la Confraternidad de Pastores de Caracas por 17 años; Secretario y Primer Vicepresidente del Consejo Evangélico de Venezuela por 4 años; Primer Vicepresidente del Consejo Evangelístico de Venezuela; miembro fundador de la Confederación de Iglesias Pentecostales de Venezuela, siendo su presidente durante 4 años.

Actualmente, pastorea junto con su esposa la Iglesia Fieles Discípulos de Cristo de las Asambleas de Dios del Distrito Hispano del Este, en la ciudad de Búfalo, Estado de Nueva York y es principal del Instituto Bíblico en esa ciudad.

Google+ Followers