Buscar este blog

Cargando...

Mujer murió durante un ritual de santería en barrio de La Vega

imageRotate


Yusmelin Yaderi Ríos presentó signos de haber sido violada por un brujo.




Un brujo conocido como "El Matagatos" tocó a la puerta de Deivis Rondón. Le entregó a su bebé de ocho meses, una pañalera y le comunicó que su esposa había muerto en el interior del rancho a las cuatro de la mañana del sábado. 

Rondón encontró a su mujer arropada en la cama del babalao en la avenida principal del sector Las Torres de La Vega. Tocó su mejilla y descubrió que estaba fría. Al quitarle la sábana vio que su pecho estaba desnudo, su pantalón desabrochado, el brillo que cubría sus labios estaba regado irregularmente por toda su boca y nariz y que no tenía ropa interior. 

Al abrir la pañalera encontró el blumer de Yusmelin Yaderi Ríos de 18 años. 

El muchacho no tocó el cadáver y llamó a funcionarios del Cicpc a las 5:40 am para que se acercaran al lugar. 

Seis horas después los funcionarios encontraron dentro de la vivienda de cinc, tablas y piso de tierra, calaveras, esencias, perfumes, ídolos y collares. Los zarcillos de la víctima estaban depositados en un altar satánico. 

Ni "El Matagatos", ni su esposa dieron explicaciones de lo sucedido. El individuo argumentó que la chica ya había fallecido cuando él llegó y su esposa explicó que se había quedado dormida cuando ocurrió la tragedia. 

Diana Fuentes, vecina del sector, indicó que el brujo se acercaba a las muchachas de la zona para pedirles que se consultaran con él. "A mí me llegó a decir que tenía un muerto recostado. Siempre les metía unas cosas raras en la cabeza y pedía dinero por todo", expresó. 

Rondón comentó que su esposa le había revelado que visitaba al nigromante porque éste la había convencido de que su suegra le había hecho un trabajo de brujería en su contra. "Siempre le dije que no creyera en eso porque hay un solo Dios. Ella tenía la mente muy débil". 

La pareja asistía a la iglesia evangélica Caminando Sobre Lo Natural, ubicada en la misma zona donde residían. Rondón no extrañó la ausencia de su esposa pues pensó que estaba participando en el culto cristiano. 

La víctima era ama de casa y se dedicaba a cuidar a su pequeña hija. TRG

Blogger templates

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

28/11/11

Mujer murió durante un ritual de santería en barrio de La Vega

imageRotate


Yusmelin Yaderi Ríos presentó signos de haber sido violada por un brujo.




Un brujo conocido como "El Matagatos" tocó a la puerta de Deivis Rondón. Le entregó a su bebé de ocho meses, una pañalera y le comunicó que su esposa había muerto en el interior del rancho a las cuatro de la mañana del sábado. 

Rondón encontró a su mujer arropada en la cama del babalao en la avenida principal del sector Las Torres de La Vega. Tocó su mejilla y descubrió que estaba fría. Al quitarle la sábana vio que su pecho estaba desnudo, su pantalón desabrochado, el brillo que cubría sus labios estaba regado irregularmente por toda su boca y nariz y que no tenía ropa interior. 

Al abrir la pañalera encontró el blumer de Yusmelin Yaderi Ríos de 18 años. 

El muchacho no tocó el cadáver y llamó a funcionarios del Cicpc a las 5:40 am para que se acercaran al lugar. 

Seis horas después los funcionarios encontraron dentro de la vivienda de cinc, tablas y piso de tierra, calaveras, esencias, perfumes, ídolos y collares. Los zarcillos de la víctima estaban depositados en un altar satánico. 

Ni "El Matagatos", ni su esposa dieron explicaciones de lo sucedido. El individuo argumentó que la chica ya había fallecido cuando él llegó y su esposa explicó que se había quedado dormida cuando ocurrió la tragedia. 

Diana Fuentes, vecina del sector, indicó que el brujo se acercaba a las muchachas de la zona para pedirles que se consultaran con él. "A mí me llegó a decir que tenía un muerto recostado. Siempre les metía unas cosas raras en la cabeza y pedía dinero por todo", expresó. 

Rondón comentó que su esposa le había revelado que visitaba al nigromante porque éste la había convencido de que su suegra le había hecho un trabajo de brujería en su contra. "Siempre le dije que no creyera en eso porque hay un solo Dios. Ella tenía la mente muy débil". 

La pareja asistía a la iglesia evangélica Caminando Sobre Lo Natural, ubicada en la misma zona donde residían. Rondón no extrañó la ausencia de su esposa pues pensó que estaba participando en el culto cristiano. 

La víctima era ama de casa y se dedicaba a cuidar a su pequeña hija. TRG