BIOGRAFÍA DE JUAN WESLEY

BIOGRAFÍA DE JUAN WESLEY
Juan Wesley nació el 17 de junio de 1703, en el hogar de un ministro, y siendo el decimoquinto hijo. No solamente su padre era ministro, sino que también lo habían sido su abuelo y su bisabuelo.
Todos los hijos de la familia Wesley eran de muy buenos modales, y muy educados, a pesar de ser sumamente pobres. La madre de familia era también la maestra. Les enseñaba las materias escolares, a la vez que les impartía una educación cristiana excelente. Cada una de las hijas aprendió el griego, el latín y el francés, así como lo necesario para los quehaceres domésticos. Los niños fueron enseñados a ser amables unos a otros, así como con los sirvientes y vecinos: algo muy raro en aquellos días.
A pesar de que Susana de Wesley fue una madre muy ocupada, se hizo el propósito de dedicar un tiempo especial para cada hijo, cuando éste cumplía los cinco años, con el fin de enseñarle el alfabeto. En cada caso, tuvo éxito.
Un día cuando Juan tenía sólo seis años, la vieja casa pastoral se incendió. Mientras la casa ardía, toda la familia escapó, excepto el pequeño Juan. Su padre estaba a punto de volver a entrar corriendo otra vez, para buscar a su hijito, cuando pareció que la casa entera estaba a punto de desplomarse. Durante todo lo ocurrido Juan había continuado durmiendo, ajeno a lo que acontecía. Pero cuando la casa se derrumbó, el estrépito lo despertó y le hizo corre hacia la ventana. No había ninguna escalera a la mano, de modo que uno de los vecinos se subió a los hombros de otro, y de esta manera lograron rescatar al niño, justo en el momento en que el techo se venía abajo. Esta experiencia quedó profundamente grabada en la memoria de Juan Wesley. Sentía que Dios le había salvado la vida con algún propósito especial.
La Sra. de Wesley procuraba dedicar algún tiempo a cada uno de sus hijos, cada semana. También halló tiempo, o más bien dicho, hizo el esfuerzo para hallar tiempo, para hablarles a cada uno de ellos acerca de Dios, y de cómo orar y de cómo agradar al Señor. Jueves por la tarde era el tiempo dedicado a Juanito. Esto hizo en él una honda impresión. Se acordaría de ello un cuando se fue a la universidad de Oxford par estudiar. A menudo le escribía a su madre, y le recordaba que pensara en él los jueves por la tarde.
Cuando Juan tenía diez años, su padre lo llevó al Colegio de Charterhouse, en Londres. Allí recibió una excelente educación; una de las mejores que se podían obtener en cualquier parte, en aquellos días. Estudió lenguas clásicas, matemáticas y ciencias.
Al graduarse en Charterhouse, a los diecisiete años, ingresó a la universidad de Oxford. Por primera vez, en su vida, nadie lo mandaba; ahora era su propio patrón. A pesar de estar rodeado de otros estudiantes que tomaban licor, que jugaban al azar y llevaban una vida de inmoralidad, Juan demostró que la instrucción cristiana recibida en el hogar no había sido en vano; así que llevó una vida buena y limpia.
Wesley hizo muchos amigos durante su estadía en la universidad. Tenía un ingenioso sentido del humor, y una excepcional habilidad para escribir poemas. Era el que ponía la chispa en cualquier reunión social, y era siempre bienvenido en los hogares de sus compañeros de estudio que vivían en las aldeas cercanas.
Siguiendo las pisadas de su bisabuelo, de su abuelo y de su padre, aun Wesley decidió hacerse ministro. Predicó su primer sermón en una pequeña iglesia en la aldea de South Leigh.
Después de obtener su bachillerato, y después de pasar algún tiempo ayudando a su padre en Lincolnshire, Wesley fue elegido para el cargo de Compañero de la universidad de Lincoln. Compañero era el nombre dado a un dignatario de alto rango, y Wesley desempeño tal cargo con honor para sí mismo, y para la universidad, durante veinticinco años.
Fue en aquel tiempo que Juan Wesley comenzó a desarrollarse como predicador anglicano, creyendo en todas las formalidades y ceremonias de la iglesia oficial de Inglaterra, y también en disciplina severa. Se levantaba a las cuatro de la mañana, ayunaba con regularidad, trabajaba duro y sin descanso, y demandaba de su fuerte cuerpo un esfuerzo casi hasta el límite del colapso. Visitaba a los presos en las cárceles, que eran lugares terribles en aquellos días; y procuraba suavizar todo lo posible la vida de los prisioneros por donde quiera que iba. También enseñaba a los niños que no tenían que los cuidara. A pesar de toda esta incesante e incansable actividad religiosa, y aunque predicaba sermones preparados con esmero, no podía dejar de sentir que su vida era estéril. No atraía a multitudes. No influía en ninguna vida ajena. No despertaba ninguna conciencia. No hacía arder a ningún corazón.
Pasado algún tiempo Carlos, el hermano menor de Wesley, ingresó a la universidad de Oxford, y con algunos otros de los estudiantes más serios, formaron un grupo, al que algunos apodaron "el club santo". Se reunían para orar, par estudiar la Biblia, y comentar sobre lo que habían leído y meditado. Eran muy metódicos en su asistencia a los servicios de comunión, y como resultado de sus prácticas tan ordenadas, sus compañeros comenzaron a llamarles los "metodistas".
En octubre de 1735, Juan Wesley y su hermano Carlos viajaron a América. Juan iba a servir como capellán en la ciudad de Savannah, en la colonia de Georgia, en tanto que Carlos iba a desempeñar el cargo de secretario del fundador y gobernador de la colonia, el general Oglethorpe. Juan hizo planes para celebrar servicios, visitó cada hogar, y estableció una escuela para los hijos de los colonos. Trató de enseñar a los indígenas, para éstos no aceptaron en nada sus esfuerzos. Se mantenía sumamente ocupado, pero no era de ningún modo popular. Todo el tiempo, en el fondo de su alma, estaba buscando una verdadera fe en Dios.
Entretanto, Carlos Wesley se las había ingeniado para enredarse en una sería disputa con el gobernador, y como resultado, regresó a Inglaterra. Después de haber estado en Georgia menos de dos años. Juan siguió a su hermano, regresando también a Inglaterra. La aventura de Georgia, iniciada con tan doradas esperanzas, se había tornado en un amargo fracaso.
Tanto Juan como Carlos Wesley había hecho ya su profesión de fe en Cristo, pero ni el uno ni el otro sentían que estaban consagrado de lleno al Señor. Una y otra vez Juan leía la historia de la conversión de Pablo, y oraba pidiendo obtener él también una luz deslumbrante, y una creencia segura de haber sido aceptado como un siervo de Cristo, su Salvador. Esta ansiedad fue la que los condujo a emprender su búsqueda espiritual, y eso les trajo una seguridad completa de su fe en Cristo.
Desde aquel día en adelante, todo cambió para Juan Wesley. Quería, sobre todo, compartir su experiencia de conversión con otras personas que parecían no tener el verdadero gozo en el Señor. Trató, en seguida, de predicar en algunas de las iglesias establecidas de Inglaterra. La gente acudió en multitudes para escucharle. El mensaje que predicaba era tan sencillo, tan directo y tan convincente, que tanto hombres como mujeres, sintiendo la carga de una vida pecaminosa, clamaban arrepentidos perdón a Dios.
Sin embargo, otros clérigos no aceptaban su mensaje. Pronto halló que le sería necesario conseguirse un sitio propio para poder predicar, al aire libre. Así lo hizo, y centenares de personas siguieron reuniéndose para oír los mensajes de Juan Wesley.
Entonces empezó su ministerio, a caballo; viajando de arriba abajo por las carreteras de Inglaterra, par predicar a la gente el evangelio de Cristo. Era valiente y osado. Predicaba en cualquier edificio, grande o pequeño, que se pudiera conseguir. Cuando no había ninguno disponible, predicaba al aire libre, en cualquier lugar en donde se podía reunir la gente. Siempre estaba dispuesto a predicar, aunque lo escuchara solamente una persona. Cuando viajaba solo, dejaba suelta las riendas del caballo, con el fin de poder leer. De esta manera se mantenía al día en cuanto al estudio, y componía sus numerosos sermones.
En vista de que no se le permitía predicar en las iglesias establecidas de las parroquias, Wesley decidió edificar capillas y lugares de predicación en los distintos lugares que visitaba. Habiendo diseñado estos edificios de modo que sirvieran no sólo como iglesias, sino también como escuelas, le fue posible ayudar también a muchos niños abandonados y desprovistos de instrucción. En algunas de esas capillas también construyó algunas habitaciones, en donde podían alojarse los evangelistas ambulantes, que no tenían en donde pasar la noche. Además, había un establo para un par de caballos.
Por dondequiera que iba, y a veces miles, de personas se reunían para escucharle predicar. Juan Wesley se dio cuenta de que no le sería posible continuar haciendo tan magna obra solo, así que empezó a valerse de la ayuda de algunos predicadores laicos. Estos hombres predicaban los domingos, y seguían trabajando en sus empleos acostumbrados durante la semana. Se les pagaba poco, vestían pobremente, les faltaba instrucción, y carecían de buen alojamiento: sin embargo, tenían intrepidez de héroes. Recorrían grandes distancias, principalmente a caballo, pero a veces a pie. Enfrentaban amarga persecución. A menudo las autoridades los reprendían, y a veces los encarcelaban.
Wesley tenía un interés particular en la niñez y en la juventud, y muchas veces, al entrar en algún pueblo, los visitaba antes de comenzar sus reuniones. Nunca se cansaban de decirles a ellos, así como también a los adultos, que lo que debían hacer era "creer, amar y obedecer." Debido a que su interés en la juventud, más tarde pudo proveerles hogares, escuelas y reuniones juveniles en las iglesias.
Había poco ricos en Inglaterra. Mucha gente vivía bien, pero gran parte de la población carecía de empleo, o no recibía el sueldo merecido; así que la mayoría era sumamente pobre. Vivían en casas insalubres, y los hijos no tenían ni comida ni ropa suficiente, y, por lo general, carecían de instrucción. Juan Wesley nunca se tapó los oídos, ni se hizo de la vista gorda, en cuanto a las necesidades de los que tenían menos que él. Vivía con frugalidad, con el fin de tener algo para dar a los menesterosos.
Al crecer la obra, Wesley hizo arreglos para que otras personas se encargaran de las actividades en beneficio de la gente necesitada. Estableció orfanatos, en donde se educaba y se cuidaba a los niños. Logro hallar posada para algunas señoras ancianas, e hizo arreglos para que se les cuidara. Fundo un dispensario médico, y aun distribuyó personalmente la medicinas. Los metodistas más prósperos contribuían con donativos de dineros, ropa, comida y leña; lo cual era llevado a los hogares de la gente enferma o pobre.
El ministerio de Wesley no se limitó a Inglaterra. También viajó a Irlanda, a los Estados Unidos, a Canadá y a las Antillas. En todas partes grandes multitudes llegaban para escucharle.
Dándose cuenta el gran valor de la literatura, y siendo un erudito él mismo, Juan Wesley escribió casi cuatrocientos libros y folletos, sobre diversos temas; tales como teología, historia, lógica, ciencia, medicina y música. Escribió muchos libros devocionales, los cuales distribuía entre la gente que encontraba. Estos fueron publicados en ediciones baratas, de modo que la gente tuviera la oportunidad de comprarlos. Esta obra creció tan rápidamente, que Wesley finalmente estableció su propia casa publicadora. En ella también fueron impresos centenares de himnos, muchos de los cuales habían sido compuesto por su hermano Carlos.
El 2 de marzo de 1791, a la edad de ochenta y ocho años, Juan Wesley acabó su carrera. No obstante, lo que él empezó ha seguido adelante por medio de la Iglesia Metodista, durante más de doscientos años. Dios bendijo la vida y el ministerio de este hombre santo y consagrado, quien tenía un solo deseo, el cual es, el de predicar el evangelio de Cristo, instándole a la gente a creer, amar y obedecer.
_______________________________________________________________________

Popular Posts

Featured Posts

Blogger templates

Followers

About


Categories

usa Israel persecusion VIDEOS Marcos Witt Iran APOSTASIA DESCARGAS HIMNOS DE GLORIA Y TRIUNFO IGLESIA JESUS ADRIAN ROMERO MEXICO Venezuela ROBERTO ORELLANA homosexualismo STANILAO MARINO RELIGIONES LETRAS DE CANCIONES DE JESUS ADRIAN ROMERO RELIGION Chile YIYE AVILA Aborto SALUD Alex campos TERCER CIELO LETRAS Y ACORDES Los Hijos del Rey LA BIBLIA CUBA DANIEL CALVETI BIBLIA Obama Iglesia Católica RUMBO A SODOMA tecnologia Benny Hinn 33DC BIOGRAFÍAS DE GRANDES CRISTIANOS musica cristiana MARCOS VIDAL BRASIL LETRAS Y ACORDES DE CANCIONES DE MARINO UNCION TROPICAL AVIVAMIENTO Coalo Zamorano OSCAR MEDINA tercer Cielo BIPER DANNY BERRIOS JULISSA DANILO MONTERO ESPAÑA FERNANDO CLAURE Facebook Juan Carlos Alvarado Profecia Aline Barros Chavez MARCELA GANDARA honduras China EGIPTO NENA LEAL Tiempo Final colombia Abel Zavala Paul Wilbur ROCIO CROOKE SECTAS Y HEREJIAS DANTE GEBEL GAMALIEL RUIZ Giovanny Rios LOS VOCEROS DE CRISTO RAUL HARO SATANISMO Siria VIDEOS DE TERCER CIELO ACAPELLA Annette Moreno BIOGRAFÍAS HILLSONG LETRAS DE CANCIONES DE PAOLA MARINO LILLY GOODMAN NOEMI AVILA ORQUESTA PROFECIA PAOLA MARINO Rusia argentina sida 20/20 Ateismo Billy Graham G12 PERU STANISLAO MARINO TURISMO Wilmer Liendo asaf gripe porcina internet APOSTASÍA CIENCIA OCULTISMO Obama e Israel PAREJA PENTECOSTALISMO PESCAO VIVO SANDY OTAÑO Tommy Moya YOUTUBE corea del norte ecumenismo ASAMBLEAS DE DIOS Claudia Lorelle Crystal Lewis ESTUDIO JAIME MURREL Juan Luís Guerra ROJO RON KENOLY Tercer templo expolit sexo 666 David Wilkerson HEBERT PABON LETRAS Y ACORDES LETRAS Y ACORDES DE CANCIONES DE DANIEL CALVETI MANUEL BONILLA MUSICA NORTEÑA Richie Ray Y Bobby Cruz alemania anticristo idolatria kaka CODIGO SEPTIMO DROGAS Ecuador GUATEMALA Grammy JACI VELASQUEZ JOSE LUIS REYES MEDIO ORIENTE Michael Jackson Monica Rodrigues Padre Alberto RAMON CAMEJO UNCION TROPOCAL africa europa marcos barrientos rabito Bolivia DIEZMOS GABRIEL PAREDES Haiti Halloween IGLESIA CATOLICA ROMANA Ingrid Rosario JOSE LUIS RODRIGUEZ Lizzie Lizzie MANI MONTES MISIONES NANCY AMANCIO PEREGRINOS Y EXTRANJEROS Premios ARPA SALSA CRISTIANA Samuel Hernadez VIDEOS DE MARCELA GANDARA funki paganismo rescate ALFA Y OMEGA DEPORTES GAZA GUARDIAN Hedras Ramos IGLESIA BAUTISTA IGLESIA DE DIOS JACI VELAZQUEZ JORGE RASHSKE KENT LEROY LA MARCA DE LA BESTIA 666 LETRA DE CANCIONES LUZ DEL MUNDO PERU YOUTUBE MATRIMONIO MENSAJES MUSICA Microchip PAPA PREDICACIONES Palestina Radio cristiana TONY VEGA TRIO ALFA Y OMEGA TV CRISTIANA UNIÓN EUROPEA Yiye Avile nicaragua ACTUALIDAD ARREBATAMIENTO Arqueologia Bangladesh Carlos Jimenes DARFUR DOCTRINA Doris Machín ESTADOS UNIDOS El Salvador Franklin Graham GRUPO NAZARET Hambre ISLAM Inglaterra JAIME PUERTAS Juan Romero Ken Leroy LOS MENONITAS Luis Jordan Luis Palau MARCELA GANDARA LETRAS DE CANCIONES MONEDA UNICA MUNDIAL MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL Marco Barrientos NELSON NED ONU PABLO SIERRA ROCIO CROOKER Reforma René González Rick Warren SANTERIA Santo Domingo TBN YURI benjamin rivera binladen corea eutanasia extremismo religioso gospel guitarra juan salinas many montes paraguay puerto rico + ALAS DE AGUILA ALBERTO MOTESI ALEX DE CASTRO Alejandro Alonso Alvaro Torres Antisemitismo BAUTISTAS BILL GATES BIOGRAFIA DE RAUL HARO Biografia de Luis Jordan Biografía Davidson CINE CONTAGIUS CONVECION NACIONAL CRISTIANISMO Calvino Camboya Canada Christine D' Clario Christine D’Clario Corrupcion Costa Rica Creacion Creciendo en Gracia Culto a la muerte DAVID Y ABRAHAN Derlis Bogado EMISORA EVANGELICA EPIDEMIA ES EVANGELISMO Eclipse Estados FEMA EN USA FUEGO MUSIC Face 2 Face Falsas doctrinas Fernel Monroy Gabriel Valdez Generacion Guillermo Forteau Hamas Hansen Castillo Herejía Héctor David Héctor Hermosillo IGLE INDONESIA IRAK Ismael Miranda JOSE LUIS RODRIGUES JOSE PAPO RIVERA Jonatan Pérez Josue Colmenares Juan Anthony Justicia Kalimba Kim Jong-il LA IGLESIA METODISTA LA IGLESIA PRESBITERIANA LA VENIDA DE CRISTO LEO DAN LETRAS DE CANCIONES DE MARCOS WITT LIBIA LITERATURA LLAMADA FINAL LOS ALEGRES DE TERAN LUZ DEL MINDO Lenny Kravitz Ley Gay Luis Campos Luna MARCIANO DURAN MARIBEL RIVERO MIQUEAS Maranatha Michael Rosa Muro de Berlin NEGOCIOS NUEVO ORDEN MUNDIAL Nicky Cruz Nina Hagen Noticias Alfa y Omega OBESIDAD Oracion Otoniel Morla P.O.D PANAMA Pablo Rosasco Paulina Aguirre RAY SANTANA RENE GONZALEZ RICARDO MONTANER ROK RUTH RIOS Raúl Haro Rejoice Music Republica Dominicana Restauracion Ricardo Montaner y Dante Gebel Ricardo mantaner Roberto Moll SODOMA Y GOMORRA SURAFRICA TRIO EBENEZER TV Templo Judio Tercera guerra Mundial Testigos de Jehova Tito Morales Travy Joe Uncion Celestial Uruguay VI VIDEOS DE CLASES DE TECLADO Venida de Cristo Verichip 666 Vida Cristiana Viña del Mar Wayne Simien Whitney Houston YOUYUBE Yury afganistan agripe porcina america latina armagedon bombas atomicas canzion carlos anacondia d dominicana dras Ramos el father fema genocidio hip hop infidelidad italia luteranos narcotrafico pastores rumores de guerra ter unored “Hallelujah”. “LEO”

Blogroll

Pages - Menu

Blog Archive