Buscar este blog

Cargando...

BIOGRAFIA DE STANISLAO MARINO



Stanislao Marino nace en Italia el 25 febrero de 1951 en Amanter, municipio de Calabria, su familia era pobre, su padre se fue a Venezuela y a los pocos años se mudó el resto de la familia. Llegó a Venezuela a los 7 años de edad. Vivió en Caracas por 5 años, y después se mudaron a La Victoria, Estado Aragua. 

Comenzó a estudiar a la edad de 12 años, terminó sus estudios a los 18, y ya no quiso seguir porque le gustaba la música. Siempre buscaba la forma de aprender los instrumentos, algunos los tomaba prestados y otros los hacía de forma artesanal.

Un día forma con unos amigos el grupo "Los Cazadores". Se desempeñaba como cantante/compositor/ bajista. Llegaron a ganar un festival con la canción "Cuando viviremos como Dios Manda". Su primer estilo no dio los resultados esperados, así que comenzaron a cambiarlo con letras más maliciosas, así pudieron ganar algo más de fama.

Como nota curiosa, coloco aquí la canción "Lucía", el mayor éxito que pudieron alcanzar en Venezuela.
A los 24 años de edad conoció a Aida, con quien se casó en 1974. Al poco tiempo les nace una niña a la que llaman Paola Marino. La relación tuvo momentos difíciles y casi llegan al divorcio. Cuando sentía que su vida se desmoronaba, decidió buscar a Dios a su manera. Empezó a leer la Biblia pero no la entendía.

Un día visitó a su cuñada que era cristiana. Ella le empezó a predicar y Marino le comentó su situación. Ella le dijo: "Muchacho, Dios te esta llamando" y lo invita a una cruzada de Yiye Ávila.
Sintiendo un gran deseo de conocer al evangelista, fue al hotel donde él se hospedaba. Un día a final de la campaña aceptó a Jesucristo en su corazón, y cuando se recogía el diezmo oyó unas palabras que le decían: “No hiciste nada, esta es solo una religión más que pide dinero". Se fue desalentado y triste a su casa, y llegando le dice a su esposa que recibió a Cristo. “¿Porque no me llevaste?" – fue su respuesta.

Al poco tiempo su esposa también recibe a Cristo. Marino permaneció con el grupo "Los Cazadores" mientras esperaba que Dios le diera una salida. Tenía problemas entre la música secular y Dios, pero llegó a la iglesia lleno de emociones y deseos de trabajar. En la iglesia le daban oportunidad de dar sus especiales de música en la parte baja del pulpito, pero al poco tiempo varios hermanos le sugirieron que no cantara hasta que se bautizara, a lo que él accedió.

Como su situación económica era mala, integraba dos grupos al mismo tiempo; uno de nombre "Marino y El Pequeño Grupo" y el otro "Los Cazadores". Un día firmo dos contratos para diferentes disqueras, en diferentes ciudades, no pudo cumplir con uno de ellos, quedó mal y un día presentó la renuncia al grupo "Los Cazadores". Basado en esta época, escribió esta canción de título “Mi testimonio”, donde sus amigos le decían “si te alejas, de hambre te vas a morir”.

Desesperado, va a la iglesia a hablar con el pastor, contarle sus problemas y orar. Esta fue una época de tristezas, desconsuelo, angustia y preocupación. Debía mucho dinero y no hallaba a nadie que le ayudara. En ocasión iba a las discotecas para cantar, pero se desviaba e iba a la iglesia. Sus oraciones eran: "Líbrame Señor de las deudas". Luego cambió su oración a "Dame fuerzas Señor", y poco a poco fue pagando sus compromisos. De vez en cuando le lanzaban ofertas para cantar en fiestas seculares, pero las rechazaba.

La disquera donde grabó con Los Cazadores le ofreció nuevas oportunidades, entre ellas ir a España, pero también las rechazó. Su esposa fue bautizada, pero a él no se le bautizó por un tiempo más por “cantar cosas seculares”.

Al poco tiempo Marino formó un grupo musical con dos muchachos y les enseño a tocar el bajo y la batería. Con esfuerzo compró los instrumentos. Empezaron a moverse en las iglesias y a tocar seguido; pero pronto surgieron discordias en el grupo. Los integrantes eran muy inconstantes, y a veces se le veía a Marino solo bajando y subiendo instrumentos.

Un día estaba en la casa tocando la guitarra y recibe una gran bendición de parte del Señor, compone la canción "La Gran Tribulación" y al poco tiempo otras más. Así surgió el disco del mismo nombre.


Terminado el disco, a la iglesia no le gustó, y muy pocos lo apoyaron. La esposa de Marino era “disciplinada” mucho porque se cortaba el pelo y vestía la misma ropa. En casa tenían ocasionales peleas y discordias. Un integrante del grupo le dijo a Marino, sobre el disco "La Gran Tribulación "; que el estilo musical era muy diferente al que se escuchaba en la iglesia, y le advirtió: “Puedes perder el testimonio con esa música". (Algunas canciones tenían un mensaje muy fuerte.

Marino tuvo que contraer otras deudas para poder sacar su disco “La Gran Tribulación”, incluso se dice que no tenía cómo pagar las copias.

Pero Dios le tenía reservadas grandes bendiciones. La oportunidad para Marino se presentó durante una campaña celebrada en Caracas (de la cual no dispongo de mayores datos hasta ahora) Marino cantó "La Gran Tribulación", y la bendición cayó en ese sitio.

Surgieron comentarios malsanos, en esa misma ocasión, de que "Marino se estaba haciendo millonario con las ventas de sus cassettes”. También se menciona que un conocido cantante venezolano se acercó a él y le dijo: “Varón, pon las canciones por radio, canta tus canciones, mírame a mi, yo no era nadie, acepté a Jesucristo y el Señor me abrió las puertas al mundo". Marino le dijo: "Gracias por todo, pero yo no pienso ir al mundo otra vez, el Señor me saco del allí y ya no pienso regresar".

A partir de esa campaña Marino se dio a conocer por todo el país, pero tuvo problemas con su iglesia (gracias a gente "cristiana"). Un día tuvo que marcharse de allí.
Sin embargo, con el paso del tiempo su ministerio se reconoció más, volvió a su iglesia y esta vez fue recibido con honores. Un día en una campaña una señora le profetiza: "Has escogido el mejor camino, tus canciones se oirían en todas partes y serán de gran bendición al pueblo". Se cumplió la profecía sobre Marino, Dios le recompensó a su tiempo.

Alguien afirmó que los beneficios de los tres primeros discos de Marino no le pertenecieron, ya que tuvo que ceder los derechos para poder grabar (no he podido confirmar esta información).
En el año 1990 grabó junto al cantante Benjamín Rivera. En los últimos años ha venido desarrollando su ministerio en Puerto Rico y Estados Unidos. Actualmente Marino es pastor en este último país. Sus hijos también han realizado grabaciones.

Blogger templates

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

25/3/09

BIOGRAFIA DE STANISLAO MARINO



Stanislao Marino nace en Italia el 25 febrero de 1951 en Amanter, municipio de Calabria, su familia era pobre, su padre se fue a Venezuela y a los pocos años se mudó el resto de la familia. Llegó a Venezuela a los 7 años de edad. Vivió en Caracas por 5 años, y después se mudaron a La Victoria, Estado Aragua. 

Comenzó a estudiar a la edad de 12 años, terminó sus estudios a los 18, y ya no quiso seguir porque le gustaba la música. Siempre buscaba la forma de aprender los instrumentos, algunos los tomaba prestados y otros los hacía de forma artesanal.

Un día forma con unos amigos el grupo "Los Cazadores". Se desempeñaba como cantante/compositor/ bajista. Llegaron a ganar un festival con la canción "Cuando viviremos como Dios Manda". Su primer estilo no dio los resultados esperados, así que comenzaron a cambiarlo con letras más maliciosas, así pudieron ganar algo más de fama.

Como nota curiosa, coloco aquí la canción "Lucía", el mayor éxito que pudieron alcanzar en Venezuela.
A los 24 años de edad conoció a Aida, con quien se casó en 1974. Al poco tiempo les nace una niña a la que llaman Paola Marino. La relación tuvo momentos difíciles y casi llegan al divorcio. Cuando sentía que su vida se desmoronaba, decidió buscar a Dios a su manera. Empezó a leer la Biblia pero no la entendía.

Un día visitó a su cuñada que era cristiana. Ella le empezó a predicar y Marino le comentó su situación. Ella le dijo: "Muchacho, Dios te esta llamando" y lo invita a una cruzada de Yiye Ávila.
Sintiendo un gran deseo de conocer al evangelista, fue al hotel donde él se hospedaba. Un día a final de la campaña aceptó a Jesucristo en su corazón, y cuando se recogía el diezmo oyó unas palabras que le decían: “No hiciste nada, esta es solo una religión más que pide dinero". Se fue desalentado y triste a su casa, y llegando le dice a su esposa que recibió a Cristo. “¿Porque no me llevaste?" – fue su respuesta.

Al poco tiempo su esposa también recibe a Cristo. Marino permaneció con el grupo "Los Cazadores" mientras esperaba que Dios le diera una salida. Tenía problemas entre la música secular y Dios, pero llegó a la iglesia lleno de emociones y deseos de trabajar. En la iglesia le daban oportunidad de dar sus especiales de música en la parte baja del pulpito, pero al poco tiempo varios hermanos le sugirieron que no cantara hasta que se bautizara, a lo que él accedió.

Como su situación económica era mala, integraba dos grupos al mismo tiempo; uno de nombre "Marino y El Pequeño Grupo" y el otro "Los Cazadores". Un día firmo dos contratos para diferentes disqueras, en diferentes ciudades, no pudo cumplir con uno de ellos, quedó mal y un día presentó la renuncia al grupo "Los Cazadores". Basado en esta época, escribió esta canción de título “Mi testimonio”, donde sus amigos le decían “si te alejas, de hambre te vas a morir”.

Desesperado, va a la iglesia a hablar con el pastor, contarle sus problemas y orar. Esta fue una época de tristezas, desconsuelo, angustia y preocupación. Debía mucho dinero y no hallaba a nadie que le ayudara. En ocasión iba a las discotecas para cantar, pero se desviaba e iba a la iglesia. Sus oraciones eran: "Líbrame Señor de las deudas". Luego cambió su oración a "Dame fuerzas Señor", y poco a poco fue pagando sus compromisos. De vez en cuando le lanzaban ofertas para cantar en fiestas seculares, pero las rechazaba.

La disquera donde grabó con Los Cazadores le ofreció nuevas oportunidades, entre ellas ir a España, pero también las rechazó. Su esposa fue bautizada, pero a él no se le bautizó por un tiempo más por “cantar cosas seculares”.

Al poco tiempo Marino formó un grupo musical con dos muchachos y les enseño a tocar el bajo y la batería. Con esfuerzo compró los instrumentos. Empezaron a moverse en las iglesias y a tocar seguido; pero pronto surgieron discordias en el grupo. Los integrantes eran muy inconstantes, y a veces se le veía a Marino solo bajando y subiendo instrumentos.

Un día estaba en la casa tocando la guitarra y recibe una gran bendición de parte del Señor, compone la canción "La Gran Tribulación" y al poco tiempo otras más. Así surgió el disco del mismo nombre.


Terminado el disco, a la iglesia no le gustó, y muy pocos lo apoyaron. La esposa de Marino era “disciplinada” mucho porque se cortaba el pelo y vestía la misma ropa. En casa tenían ocasionales peleas y discordias. Un integrante del grupo le dijo a Marino, sobre el disco "La Gran Tribulación "; que el estilo musical era muy diferente al que se escuchaba en la iglesia, y le advirtió: “Puedes perder el testimonio con esa música". (Algunas canciones tenían un mensaje muy fuerte.

Marino tuvo que contraer otras deudas para poder sacar su disco “La Gran Tribulación”, incluso se dice que no tenía cómo pagar las copias.

Pero Dios le tenía reservadas grandes bendiciones. La oportunidad para Marino se presentó durante una campaña celebrada en Caracas (de la cual no dispongo de mayores datos hasta ahora) Marino cantó "La Gran Tribulación", y la bendición cayó en ese sitio.

Surgieron comentarios malsanos, en esa misma ocasión, de que "Marino se estaba haciendo millonario con las ventas de sus cassettes”. También se menciona que un conocido cantante venezolano se acercó a él y le dijo: “Varón, pon las canciones por radio, canta tus canciones, mírame a mi, yo no era nadie, acepté a Jesucristo y el Señor me abrió las puertas al mundo". Marino le dijo: "Gracias por todo, pero yo no pienso ir al mundo otra vez, el Señor me saco del allí y ya no pienso regresar".

A partir de esa campaña Marino se dio a conocer por todo el país, pero tuvo problemas con su iglesia (gracias a gente "cristiana"). Un día tuvo que marcharse de allí.
Sin embargo, con el paso del tiempo su ministerio se reconoció más, volvió a su iglesia y esta vez fue recibido con honores. Un día en una campaña una señora le profetiza: "Has escogido el mejor camino, tus canciones se oirían en todas partes y serán de gran bendición al pueblo". Se cumplió la profecía sobre Marino, Dios le recompensó a su tiempo.

Alguien afirmó que los beneficios de los tres primeros discos de Marino no le pertenecieron, ya que tuvo que ceder los derechos para poder grabar (no he podido confirmar esta información).
En el año 1990 grabó junto al cantante Benjamín Rivera. En los últimos años ha venido desarrollando su ministerio en Puerto Rico y Estados Unidos. Actualmente Marino es pastor en este último país. Sus hijos también han realizado grabaciones.